[smartslider3 slider=2]

Marruecos 0    Iran   1

Iran-    Bouhadouzz  (AG) 90’+5′

Una feria de desaciertos, pases incorrectos y exhibiciones de poca técnica, fueron el guión del tercer partido de Rusia 2018. Los remates de los marroquíes tuvieron constancia, pero ninguno estuvo acompañado de contundencia. Así se juego el primer tiempo hasta el descanso.

En la recta final, Nordin Amrabat encendió las alarmas cuando cayó y quedó conmocionado en el césped. De inmediato sus compañeros intentaron moverlo y hasta que llegó la asistencia médica pudo reincorporarse, pero su expresión tambaleante obligó al cambio de Marruecos, su hermano Sofyan Amrabat ocupó su lugar en la cancha.

Los marroquíes tuvieron un impulso y la jugada más clara con un disparo de Hakim Ziyech, ajustado al ángulo inferior del arco iraní. Beiranvand, arquero del Ajax, salvó a su selección con una atajada que ahogó el grito de gol. Marruecos puso la presión, pero sin suerte ante el portero rival.

Seis minutos más de vida le dio el árbitro Cüneyt Çakır. Ya en los últimos segundos, Marruecos sucumbió e Irán festejó el autogol de Bouhadouzz, quien había entrado de cambio al minuto 77 por El Kaabi.

Ahora, habrá que esperar el resultado entre España y Portugal para saber si Irán permanece como líder o será desplazado en un sector donde, en el papel, lleva las de perder.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: